¿Servicio u obligación social?

Servicio u obligación social

2

El servicio social como práctica obligatoria en México inicia hace casi 70 años. Las prácticas que realizaban los alumnos no siempre iban encaminadas a practicar la solidaridad en beneficio de su país. El servicio social comunitario ha costado posicionarlo al nivel en el que se encuentra hoy, sin embargo se debe seguir trabajando en conceptualizar el servicio social comunitario como la acción de servir a otra persona en pro de la sociedad. Hemos escuchado de los propios jóvenes preguntas como: ¿Cuántas horas ofrece el programa? O ¿Cuántas veces tengo que ir a la organización? ¿Son esas las preguntas que queremos que hagan los profesionistas del futuro sobre el servicio social comunitario? El servicio social comunitario es una oportunidad que tiene el alumno de acercarse y ampliar la visión de los problemas actuales sociales de su propia localidad y país difícilmente observables en el salón de clases.

Los alumnos al momento de elegir la organización donde realizarán su servicio social comunitario no la basan en la problemática que combate la organización, si no en que la actividad que asigna la organización a los alumnos se adecué a sus necesidades o bien, en lo que pudieran evitar al participar en ella. La elección de donde realizar el servicio social comunitario se debe basar en la actividad que realizarán, apoyando la causa por la que trabaja la organización y en el cambio de pensamiento de que es una actividad obligada que solo comenzará a dejar de ser obligada en el momento en el que encuentren el gusto por la actividad que realizarán.

Fui asesora del programa de México Rural. México Rural es un programa de servicio social comunitario que busca una formación humanística y ciudadana en los alumnos del Tecnológico de Monterrey, tiene como objetivo formar ciudadanos comprometidos con el desarrollo social del país y con la comunidad y a través de ella reforzar los procesos de formación académica y de desarrollo humano. Todo alumno de profesional que participa en el programa pasa a ser brigadista del programa y se compromete a asistir a una escuela para reforzar y brindar apoyo escolar y de desarrollo humano a niños inscritos en los programas académicos de la Secretaría de Educación.

Antes de iniciar las actividades del servicio social comunitario me he percatado que los alumnos difieren en el concepto de servicio, siendo un concepto que no solo implica una cuestión teórica sino práctica. El concepto se va formando y es en la primera institución, la familia, donde a través de ejemplos y situaciones vividas se aprende lo que es servicio. Para que el alumno de profesional pueda comprender que el servicio social comunitario no solo es una obligación y lo vea como oportunidad de ampliar sus horizontes sobre la realidad social, económica y política es necesario la re-estructuración de contenidos y prácticas que lleven al alumno a adquirir conocimientos mediante la recepción más que por el descubrimiento, es decir que el alumno obtenga un aprendizaje significativo de la actividad que va a realizar.

¿Qué es aprendizaje significativo?

Woolfolk (2001) a cerca del proceso del aprendizaje significativo establece que los conceptos, los principios y las ideas que se presentan, se entienden no se descubren. Entre más organizada y centrada sea la información, más profundo será el aprendizaje. Para esto es necesario que el alumno reciba la información antes de ejecutar la actividad.

Muchos estudiantes organizan la información de manera espontánea a medida que la van aprendiendo y puede que lo hagan de manera eficaz, por esta razón es necesario proporcionar a los alumnos esquemas organizados de la información para que aprendan con más eficacia.

En mi experiencia como asesora me doy cuenta de la importancia y lo necesario que es estructurar la información, establecer tiempos de las actividades a realizar; son en estos lapsos establecidos en que se realicen las actividades donde los alumnos podrán asociar la información con la vivencia de la solidaridad como práctica importante y necesaria de todo ciudadano, y de los espacios para convivir, compartir, reflexionar e intercambiar ideas y aprendizajes de las actividades realizadas en el servicio social comunitario.  En ocasiones las opiniones serán distintas y en ocasiones similares, pero este intercambio de ideas y opiniones es el inicio de una concienciación y ampliación de la visión del mundo. La visión de una persona es solo una visión de los miles y millones de personas que están afuera de la de ellos, donde la realidad de una persona no es la misma realidad de la persona que en ocasiones se encuentran a un lado.

Entre los jóvenes y adultos la palabra servicio no está de moda, menos cuando les demanda tiempo de su agenda para realizar la actividad. ¿Será acaso necesario dejar de nombrarlo como servicio social comunitario? Está actividad podríamos llamarla: trabajo social comunitario; obligación de todo ciudadano. La única diferencia entre servicio social comunitario y trabajo social comunitario solo es de una palabra servicio y trabajo.

La infraestructura, los espacios, las estrategias están en la mesa, lo que es necesario hoy en día es la difusión del servicio social comunitario como práctica que permite transferir conocimientos, desarrollar competencias y habilidades en pro de la sociedad como parte de la formación integral de toda persona. Sabemos que no siempre es el mensaje que se transmite en los círculos en los que se convive diariamente.

Hoy en día es necesario que:

  • El alumno reflexione sobre el mensaje que transmite y el impacto de la actividad que realiza en el servicio social comunitario.
  • Las familias deben tener apertura para crear momentos y/o espacios para compartir y practicar actividades comunitarias, altruistas voluntarias en pro de la sociedad.
  • Los formadores y profesores trabajen en la formación de una juventud comprometida con la sociedad.
  • Las instituciones revisen el mensaje que están transmitiendo y hablar con el ejemplo de sus acciones.

Todos debemos de estar conscientes de la responsabilidad hacia los demás a través de los diversos momentos en que interactuamos y la importancia de proporcionar herramientas y valores a los que nos rodean que hagan posible situarnos en un horizonte humano más amplio y de compromiso con los demás.

Fuentes consultadas:

Woolfolk, A. E. (2001). Psicología Educativa. México: Prentice Hall.

Artículo publicado en la revista “Crezcamos juntos: Familia Socialmente Responsable”, en Agosto del 2010. Consultado el 17 de Septiembre 2015 en: http://viewer.zmags.com/publication/8d638b7c#/8d638b7c/4 

Artículo publicado en la revista “Crezcamos juntos: Familia Socialmente Responsable”, en Agosto del 2010. Consultado el 17 de Septiembre 2015 en: http://viewer.zmags.com/publication/8d638b7c#/8d638b7c/4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: